PROYECTO SOCIAL

A Leo, mi hijo que hoy tiene cinco años, le diagnosticaron autismo a la edad de un año. Y aunque lo que pasa por su mente es un enigma y jamás me ha dicho una sola palabra, su existencia me regala profundas reflexiones y cuestionamientos cada día. Esta película narra mi búsqueda de su voz a través un registro de nuestra cotidianidad evidenciando nuestro proceso en el desarrollo de la comunicación, pero sobre todo cómo esa búsqueda está para mí plagada de reflexiones y preguntas sobre la familia, las expectativas que tenemos frente a los otros, sobre la importancia de nuestra individualidad en una sociedad en la que se nos rige a todos por el mismo patrón, conceptos que yo debo replantearme a mis treinta y siete años cuando ya tenía fabricada mi propia idea del mundo, del amor y la sociedad. Me he permitido desaprender para aprender de nuevo una forma diferente de existir bajo esa maravillosa perspectiva que Leo ha traído.

 
 

WEBISODIES